domingo, 13 de enero de 2008

El Himno Nacional

Hace unos meses al COE se le concurrió la idea de sacar a consurso la composición de la letra del Himno Nacional, entre otras razones porque los atletas españoles no podían tararear nada en el podio, tras recibir la medalla, cuando sonaban los acordes del Himno. Envidiaban a atletas de otros países, cuando se les veía mover los labios en un primer plano televisivo. La avariciosa y pesetera SGAE se apuntó enseguida a este singular proyecto, por si podía sacar algún beneficio monetario.

Rápidamente las moscas han acudido a la miel y en el tiempo requerido se han presentado más de 7.000 letras, de entre las que un Jurado de seis personas expertas ha escogido la letra ofertada por un manchego, llamado Vicente. A continuación, se espera recoger medio millón de firmas de apoyo para llevarlas al Congreso y que apruebe la letra definitiva del Himno.

Esta iniciativa del COE ya se le había ocurrido al presidente Prim en1870, pero el concurso en aquella ocasión quedó deserto. ¿Es necesario que el Himno Nacional tenga letra? ¿Por qué en estos momentos han que buscar apresuradamente una letra? ¿El procedimiento es correcto?

La música inicial es de 1761 y se le llamó “Marcha Granadera”. A principios del siglo XX se le encargó a Pérez Casas la armonización de este himno y la “Marcha de los Infantes” para ser tocado en actos públicos, quedando registrado a su nombre, y, por tanto, cobrando derechos de autor él y su familia hasta que en 1998 el Estado le compró a la familia sus derechos por 130 millones de pesetas.

Cada nación tiene sus símbolos, tales como la bandera, el escudo, el himno (los españoles, que somos originales, tenemos además el toro de Osborne). Estos símbolos nacen en circunstancias históricas especiales y la Comunidad Nacional los asume, guarda y repite, pero no se crean, ni se inventan forzadamente, porque suelen salir “partos” como el himno recién escogido, que es descafeinado, simplón, insulso, mediocre, ramplón … Habla de hermandad …de inmensos mares …de verdes valles (¡como no llueva más!)…

Ha habido intentos en el pasado: La II ª República puso el “Himno de Riego”, alegre, festivo, popular. Franco encargó a Pemán, que le pusiera a la música de de Pérez Casas una letra patriotera y grandilocuente, que hichara los pulmones cuando se cantara, pero el pueblo socarrón le cambió la letra con …

“Franco, Franco,
que tiene el culo blanco,
porque su mujer
lo lava con Ariel….”

Ahora se inicia unan extravagancia más. En fin, ¡Bienvenido todo este revuelo, buscando letras para el Himno, aunque no se más que por el entretenimiento y lo bien que nos lo pasamos!
¡Je, Je Je…! ¡Franco, Franco, que tiene el culo blanco…!
El ingenioso Luis Carandell se llevaría la noticia a su “Celtiberia Show”.
¡Je, Je, Je…! ¡Franco, Franco….!

1 comentario:

nuris dijo...

pues a mi me gusta mas el chunda chunda.